TRABAJO FINAL – Cbba. (del 31 de octubre al 13 noviembre de 2016)

El trabajo final consiste en:

 Leer el soporte teórico (Lectura N° 1) “LAS TIC EN ACCIÓN: PARA RE – INVENTAR PRÁCTICAS Y ESTRATEGIAS” El TPACK.

  1. Estudiamos la propuesta con TIC, que pone en práctica el TPACK, “BICENTENARIO EN RED: EL PASADO LLEGA A FACEBOOK” (Caso Argentino).

  2. a) Respondemos las 3 preguntas.

    b) Elaboramos una propuesta de secuencia didáctica aplicando el TPACK en nuestra materia, aplicando uno o varios recursos TIC en nuestro trabajo de aula.

RECOMENDACIONES

  • Llenar cuidadosamente su Nombre, Apellido, Unidad educativa y correo electrónico facilitado por Univalle en el formulario de respuesta.

  • En lo posible procure acabar más antes.

  • No espere el último día para empezar.

  • Enviar el trabajo final hasta el 28 de agosto de 2016, horas 23:59.

LAS TIC EN ACCIÓN: PARA RE – INVENTAR PRÁCTICAS Y ESTRATEGIAS

En esta oportunidad examinaremos cómo las TIC facilitan y promueven algunas prácticas de enseñanza-aprendizaje y modifican otras.  Presentaremos un modelo de trabajo para realizar clases con TIC y también analizaremos una secuencia didáctica a la luz de un enfoque metodológico: el TPACK.

En particular, analizaremos:

  1. Las estrategias de enseñanza y las estrategias de aprendizaje que facilitan y promueven las TIC;

  2. El modelo TPACK (por sus siglas en inglés, Technological Pedagogical Content Knowledge: conocimiento tecnológico pedagógico disciplinar).

LAS PRÁCTICAS Y LAS ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE QUE PLANTEAN LAS TIC

Como conocemos en nuestra vida profesional hasta aquí, las estrategias de enseñanza – aprendizaje adquieren otro significado cuando agregamos una nueva herramienta: la tecnología. Tal como se ha visto, casi todas las estrategias de E-A pueden pensarse a partir de propuestas que integren alguna tecnología: un videojuego puede ser un vehículo excelente para incluir una estrategia de simulación, un mapa conceptual puede realizarse en el pizarrón, en la carpeta o en la computadora con CmapTools.

Si repasamos las teorías del aprendizaje que conocemos y las integramos a este panorama, podremos completar el sentido de las dos dimensiones de la tarea docente: el trabajo en grupo y la organización del trabajo en grupo. Un proyecto colaborativo que integre el uso de TIC, por ejemplo, requiere que demos lugar al trabajo en grupo y también demanda que lo organicemos y lo pautemos para convertirlo en una óptima oportunidad de enseñanza.

A continuación, presentamos un modelo posible para gestionar y planificar las propuestas de integración de tecnologías en las aulas.

El TPACK:

Es un marco teórico conceptual para integrar las tecnologías a la educación. Para presentar el marco teórico-metodológico TPACK (por sus siglas en inglés, Technological Pedagogical Content Knowledge) veamos este video:

Como habrán visto en el video, según el marco teórico del TPACK, un uso adecuado de la tecnología en la enseñanza requiere el desarrollo de un conocimiento complejo y contextualizado. Mishra y Koehler (2006) denominan TPACK al conocimiento tecnológico pedagógico disciplinar.

Los autores proponen que este marco teórico-conceptual sirva no solo para unificar las propuestas de integración de tecnologías en la educación, sino también para transformar la práctica profesional. Por esta razón, el marco teórico identifica algunos de los conocimientos necesarios para que los docentes puedan integrar la tecnología en la enseñanza sin olvidar la naturaleza compleja, multifacética y contextualizada de estos conocimientos.

El TPACK no solo considera las tres fuentes de conocimiento que se menciona en el video – la disciplinar, la pedagógica y la tecnológica – sino que enfatiza las nuevas formas de conocimiento que se generan en la intersección de unos saberes con otros. Veamos y analicemos el diagrama:

tpack

Para describir el TPACK en profundidad, les proponemos repasar sus componentes.

Pero antes, ¿analizamos qué veníamos haciendo hasta el momento previo a la llegada de las tecnologías a la escuela?

  • Para comenzar, podemos preguntarnos: ¿qué conocimientos ponemos en juego a la hora de planificar?

Seguramente, entre sus respuestas, habrán mencionado: los saberes disciplinares, las demandas curriculares e institucionales, las características propias de los estudiantes, sus saberes previos, los tiempos previstos hasta finalizar el año. Estos conocimientos, entonces, podríamos sintetizarlos como: conocimiento pedagógico + conocimiento disciplinar.

Al considerar los saberes pedagógicos y los saberes disciplinares en forma conjunta, se desarrolla un conocimiento particular que, siguiendo la idea acuñada por Shulman (1986), se puede denominar conocimiento pedagógico disciplinar. Esta intersección de saberes se refiere al conocimiento que todo maestro utiliza al enseñar un contenido disciplinar determinado.

Screenshot_7

  • Luego, surge la pregunta de estos tiempos: ¿qué conocimientos ponemos en juego cuando planificamos con TIC?

Screenshot_8

En nuestras propuestas con TIC, a la intersección de conocimiento pedagógico disciplinar “agregamos” el conocimiento tecnológico. Tradicionalmente (podemos recordar las clases de computación – informática, de ofimática o los cursos para aprender a usar un software determinado), las tecnologías se han concebido como un conjunto de conocimientos y habilidades extra que “hay que aprender” para luego “agregar” a las clases.

Desde el enfoque TPACK, se enfatiza justamente la necesidad de no pensar la tecnología como un “agregado” colorido – separado y por lo tanto, adicional – al conocimiento pedagógico disciplinar. El conocimiento tecnológico + pedagógico + disciplinar supone que integrar las TIC en nuestras clases implica no solamente conocer las herramientas, sino también “reacomodar” nuestras prácticas, revisar y resignificar los conocimientos pedagógicos y disciplinares cuando incluimos tecnologías. Se trata fundamentalmente de poner cada uno de esos conjuntos de saberes al servicio de los otros dos, para enriquecer los procesos de enseñanza – aprendizaje.

Entonces, según el TPACK, ¿cómo se traduce la interrelación de los conocimientos tecnológicos + pedagógicos + disciplinares en nuestras prácticas habituales? Como en toda planificación, se trata de la toma de decisiones fundamentadas en criterios, en expectativas de logro, en conocimientos y en experiencias previas. Veamos, en síntesis, qué decisiones involucra el diseño de una clase con TIC:

Screenshot_9

Así, la intersección de los tres tipos de conocimiento resulta en el conocimiento tecnológico pedagógico disciplinar, que constituye el eje central del TPACK.

El TPACK sostiene que una verdadera integración de tecnología requiere comprender y negociar la interrelación entre estos tres tipos de conocimiento. Un docente capaz de negociar estas relaciones representa un saber experto diferente del de un experto disciplinar (un matemático o un historiador), o de un experto en tecnología (un ingeniero en sistemas) o un experto en pedagogía (un licenciado en educación). La integración de la tecnología en la enseñanza de un contenido disciplinar requiere el desarrollo de una sensibilidad que atienda a la relación dinámica y transaccional entre los tres componentes.

Basándose en la idea original de Shulman (1986) sobre la existencia de un conocimiento pedagógico disciplinar, Mishra y Koehler (2006) extienden este enfoque al uso de la tecnología. El logro de Shulman (1986) consistió en identificar la combinación de los distintos cuerpos de conocimiento necesarios para enseñar y cómo los contenidos, problemas y asuntos de una disciplina son organizados, representados y adaptados para la enseñanza atendiendo a los intereses y habilidades de los estudiantes.

La incorporación de la tecnología como tercera fuente de conocimiento cobra especial sentido en la actualidad. ¿Por qué? Porque las tecnologías utilizadas tradicionalmente en el aula (pizarrón, libros de textos, mapas o afiches), gracias a su estabilidad, se hicieron transparentes con el tiempo: una vez instaladas, se naturalizaron y no llamaron más la atención. En contraste, las tecnologías digitales actuales (computadoras, programas, aplicaciones, dispositivos), en su constante evolución y cambio, impiden que se vuelvan un lugar común y requieren el desarrollo de habilidades y estrategias para aprender continuamente cómo usar las nuevas versiones, los nuevos modelos, las nuevas aplicaciones. Estas tecnologías digitales tienen potencial para modificar la naturaleza de una clase ya que juegan un papel esencial en la manera en que se pueden representar, ilustrar, ejemplificar, explicar y demostrar las ideas y conceptos de una disciplina para hacerlos más asequibles a los estudiantes.

 En la práctica, las tres fuentes de conocimiento no siempre son fáciles de separar ya que se presentan en constante tensión entre ellas. A veces, el contenido definirá la pedagogía y la tecnología que se utilizarán; otras veces, la tecnología exigirá cambios en la pedagogía y habilitará nuevas formas de representar un contenido. Incorporar tecnología no es lo mismo que sumar un nuevo contenido al programa, muchas veces cuestiona preceptos fundamentales de la disciplina o la pedagogía. Esta variación requiere que el docente reconfigure su comprensión no solo de la tecnología, sino de los tres componentes.

La unión de todas las intersecciones resulta en el conocimiento tecnológico, pedagógico, disciplinar al que, en una traducción casera y analógica, podríamos llamar una “mochila de saberes” (tecnológicos, pedagógicos y disciplinares).

El TPACK no responde a expertos disciplinares que usan tecnología, tampoco a tecnólogos que saben algo de pedagogía, ni a docentes que saben un poco de la disciplina que enseñan o de la tecnología que utilizan. El TPACK es, en definitiva, la base de una buena enseñanza con tecnología y requiere la comprensión de:

  • La representación de ideas mediante el uso de tecnología;

  • Las técnicas pedagógicas que utilizan la tecnología en formas constructivas para enseñar un contenido;

  • El conocimiento sobre qué hace fácil o difícil la comprensión de un concepto y cómo la tecnología puede contribuir a compensar esas dificultades que enfrentan los estudiantes;

• El conocimiento de las ideas e hipótesis previas de los estudiantes y de cómo la tecnología puede ser utilizada para construir conocimiento disciplinar.

AHORA, UN EJEMPLO… UNA PUESTA EN PRÁCTICA DEL TPACK

1. Estudiamos esta propuesta con TIC.

 BICENTENARIO EN RED: EL PASADO LLEGA A FACEBOOK (Caso Argentino)

La celebración del Bicentenario constituye una excelente oportunidad para reconstruir los hechos de la historia y al mismo tiempo, revalorizar la acción de sus protagonistas. Aquí te proponemos conocerlos y trabajarlos con tus estudiantes a través de la red social Facebook.

Construir una idea de pasado con los estudiantes es tal vez uno de los mayores desafíos culturales para los maestros. El contacto que comienzan a tener los chicos los con personajes de la historia suele estar mediado por los relatos oficiales sobre su actuación en ciertos acontecimientos y por representaciones visuales, como viejos retratos, que tienden a la construcción de estereotipos.

Esta propuesta consiste en una actividad de simulación, que invita a los chicos a pensar a los próceres argentinos como personas de carne y hueso, en un contexto real. Algunos asumirán su identidad para descubrir su manera de ver el mundo, sus ideales, sus propósitos y el sentido de sus acciones. Otros estudiantes entablarán un diálogo con los “próceres”.

La red social, Facebook, será el espacio que servirá para tender un puente de dos siglos.

OBJETIVOS/COMPETENCIAS

Que los estudiantes logren:

  • Conocer qué pensaban y cómo participaban de los próceres de independencia Argentina, algunos protagonistas relevantes como Manuel Belgrano, Mariano Moreno, Cornelio Saavedra, etc.

  • Comprender el contexto real en el que se desarrollaron los hechos más relevantes del proceso revolucionario, identificando ideas, motivaciones y propósitos.

  • Adquirir hábitos de trabajo en grupo y valoren el producto de un trabajo colaborativo.

  • Participar en una red social, asumiendo un rol en una estrategia de simulación.

Que los docentes logren:

  • Explorar las potencialidades de las redes sociales en Internet en la producción y publicación de experiencias y materiales didácticos.

 

HERRAMIENTAS

Red social Facebook

SECUENCIA DE ACTIVIDADES:

 

1 ro. Introducción al tema.

Motivar a los estudiantes e introducirlos en esta propuesta a partir de conversar sobre las serias dificultades que había en 1810 para comunicarse. Llevar y traer noticias y generar acuerdos entre los protagonistas de la revolución latinoamericana fue, sin dudas, una gran dificultad.

¿Qué habría pasado si entonces hubieran existido las nuevas tecnologías?

¿Se imaginan qué diferentes podría haber sido la historia si Belgrano y Castelli, en lugar de reunirse casi a oscuras en la jabonería de Vieytes para organizar el movimiento, hubiesen podido comunicarse a través de Facebook, y entonces podrían haber compartido sus ideas y decisiones con los líderes de la independencia de México, por ejemplo?

 

2do.  Exploración de la información

Investigar el proceso histórico de 1810 prestando especial atención a la vida cotidiana y a las ideas que estaban en juego.  El docente podrá sugerir bibliografía sitios de Internet y guiarlos para analizar la información que ellos proveen.

A partir de este relevamiento, se les pedirá a algunos de los estudiantes que elijan “ser” esos protagonistas. Para estimularlos en la participación, se les puede sugerir que trabajen por parejas (dos estudiantes = un prócer). El resto se mantendrá en el papel de estudiantes del siglo XXI.

 

3er. El pasado en Facebook

A continuación, deberán abrir cuentas en Facebook (u otra red social); tantas como roles se hayan asumido: cada prócer y cada estudiante tendrá su perfil. Todos constituirán un grupo. En ese espacio, intercambiarán ideas, preguntarán y responderán, propondrán acciones, explicarán los hechos, se plantearán los problemas de 1810 y los actuales, etc.

Podrán abrirse conversaciones en el foro con temas específicos (“Organización del Cabildo Abierto”, “Sobre Fernando VII”, “Temas económicos”, “Las mujeres queremos participar”, por ejemplo). También se podrán compartir imágenes que den cuenta de la vida en 1810 y en la actualidad. Y se podrá invitar a participar del grupo a revolucionarios de otros lugares de América Latina.

 

4to. Evaluación del proyecto

Para cerrar y a modo de evaluación, se los invitará a hacer un análisis doble.

  • Por un lado, se les puede pedir que, guiados por preguntas del docente, reconstruyan el relato de la historia y a la luz de ese relato, revisen algunos problemas del presente.

  • Luego, saliéndose de los roles asumidos, harán un análisis de la experiencia y del potencial de la participación en redes sociales.

También se pueden tener en cuenta los siguientes aspectos para mantener “viva” por mayor tiempo la red social, o el tiempo necesario para completar los objetivos de la propuesta didáctica:

  • Promover una entrada diaria o más o menos continua de manera de mantener actualizado el sitio. Se trata de “alimentar” el sitio web del grupo con nuevos documentos, noticias, mensajes, etc.

  • Evitar que unos estudiantes trabajen más que otros, o que unos adopten un rol activo/productivo y otros pasivo/solo miren o lean. Las colaboraciones para publicar en la red pueden ser de distintos tipos: enviando noticias, opinando con mensajes en el foro, subiendo archivos con materiales y documentos, etc.

  • Es importante la guía del docente para mantener vivo el interés de los estudiantes y garantizar, tanto el trabajo colaborativo como la riqueza conceptual de los aportes que se hagan, de manera que la experiencia produzca conocimiento novedoso y significativo.

Y para cerrar esta actividad, ¿qué te parece si vemos el producto de esta planificación?

¿Y si los próceres usaran Facebook?

 

AHORA A TRABAJAR…

Nombre (requerido)

Correo electrónico otorgado por UNIVALLE (requerido)

Colegio (requerido)

a) ¿Qué decisiones curriculares se tomaron?

Estas pautas te pueden ayudar a responder.

• ¿Cuál fue el tema o bloque de contenidos seleccionado?
• ¿Qué objetivos de aprendizaje se definieron?
• ¿Qué conocimientos previos se tuvieron en cuenta?

b) ¿Qué decisiones pedagógicas se tomaron?

Estas pautas te pueden ayudar a responder.

• ¿Qué tipos de actividades se propusieron? <
• ¿Qué productos finales se obtendrían?
• ¿Qué rol cumpliría el docente en la propuesta?
• ¿Qué rol o roles desempeñarían los estudiantes?
• ¿Qué estrategias de evaluación se plantearon?

c) ¿Qué decisiones tecnológicas se tomaron?

Estas pautas te pueden ayudar a responder.

• ¿Qué necesidades pedagógicas se establecieron para elegir los recursos tecnológicos?, dicho de otro modo: ¿para qué se eligieron esos recursos?
• ¿Qué productos finales se obtendrían?
• ¿Qué búsqueda y selección de recursos se hizo?, en otras palabras: ¿qué recursos se seleccionaron?
• ¿Cómo se planeó la utilización de los recursos?, esto es: ¿cómo se usarían los recursos?

b) ELABORAMOS UNA PROPUESTA DE SECUENCIA DIDÁCTICA APLICANDO EL TPACK EN NUESTRA MATERIA, APLICANDO UNO O VARIOS RECURSOS TIC EN NUESTRO TRABAJO DE AULA. (La secuencia didáctica no debe pasar más de 2 páginas, en el formato que usualmente utilizas en tu trabajo diario)


Subir Archivo