Internet  ofrece un potencial educativo que va más allá de las aplicaciones  y  herramientas tecnológicas que nos ofrece: es un entorno educativo distinto y complementario al del aprendizaje formal, el aula.  Por ello es preciso definir una pedagogía de o para Internet

Cristóbal Suárez Guerrero. Profesor del Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universitat de València.

La educación ha evolucionado de la mano con la tecnología, al igual que poco a poco los docentes han encontrado en las herramientas TIC, la posibilidad de dinamizar las clases, potencializar las capacidades y atraer la atención de los estudiantes.

 En los siguientes párrafos se trata de responder a las cuestionantes  de: por qué aprender, qué aprender, cómo aprender, con qué aprender, con quién aprender, dónde aprender, y  cómo evaluar lo que se aprende en la medida de aplicación de las TIC en el proceso educativo. Desde esa perspectiva, se plantean  y  describen  algunos consejos  para que los docentes puedan integrar las tecnologías de una manera efectiva y dinámica a su labor educativa. Es necesario que el docente sea una guía para los estudiantes en el proceso de explorar aplicaciones y/o espacios que ofrece la red internet.

 1. Participación en línea.

 Las comunidades virtuales brindan la posibilidad de crear grupos o comunidades temáticas. Esta estrategia puede ser útil a los docentes para incentivar la interacción de los estudiantes. Por ejemplo se puede crear un grupo en Facebook en donde se realicen discusiones e intercambien ideas sobre temas específicos y/o objetivos de la materia.

2. Recursos y consulta dirigida.

 El docente puede ofrecer a sus estudiantes los recursos a consultar, es decir, guiar la búsqueda e investigación de los temas de clase. La red internet permite encontrar un sinfín de información, es aquí donde el docente presenta los lineamientos de consulta y en donde puede recomendar a parte de documentos, imágenes, vídeos y demás contenidos relevantes para el estudiante. 

 3. Motivación del docente.

 Muchas de las falencias de los estudiantes en el momento de participar en clase, se debe a la falta de estrategias de motivación  presentadas por el docente. En este sentido las TIC son un buen aliado ya que, ofrecen herramientas que logran motivar a los estudiantes a realizar de manera atractiva las investigaciones, trabajos, actividades.

4. La creación de entornos colaborativos .

 La figura de que el docente es el único generador de conocimiento, lentamente se ha cambiado, sin perder de vista la misión orientadora del docente. Actualmente y gracias a la consolidación de los ambientes virtuales y procesos de aprendizajes colaborativos. Estos espacios brindan la oportunidad de que los estudiantes profundicen e interactúen sobre temas educativos, aquí los docentes son los dinamizadores del proceso.

5. Creatividad y la Innovación .

Las TIC no solo ofrecen información y entretenimiento, si no que brinda herramientas que ayudan a los estudiantes a crear, innovar y dejar volar su imaginación, además que los docentes pueden generar un empoderamiento de sus estudiantes a través del desarrollo de proyectos  e iniciativas educativas.

Las herramientas y recursos de las TIC, permiten que los estudiantes obtengan diferentes estilos de aprendizaje por medio de audios, vídeos, documentos, entre otras aplicaciones con valor educativo y que los docentes pueden utilizar dentro del aula. 

Fuente:

Pedagogía red, Cristóbal Suárez Guerrero,Cuadernos de Pedagogía, Nº 449, Sección Opinión, Octubre 2014, Editorial Wolters Kluwer, ISBN-ISSN: 0210-0630

 Recopilación, Análisis, Comentario.

 Marco A. Camacho Galarza